miércoles, 24 de noviembre de 2010

El mono y el pez

Hoy en la clase de sociología me llamó mucho la atención la historia que contó Diego acerca de el mono y el pez. La historia para los que no estaban en clase, trata de un mono muy bondadoso que quiere ayudar a todo el mundo y al pasar por un arrollo ve a un pez nadando en él, inocentemente el mono creyó que el pez se estaba ahogando como le sucedería a él y por lo tanto lo saco del agua, luego de un rato el pez murió, pero de todas maneras el mono se sintió satisfecho de haber hecho todo lo posible por ayudarlo e incluso creyó que el pez murió debido a haber estado tanto tiempo bajo el agua.

Creo que este cuento tiene como intención transmitir que muchas veces haciendo cosas con las mejores intenciones terminamos haciendo un mal y no somos capaces de darnos cuenta. Cada persona es distinta y no todos tenemos los mismos intereses ni necesidades. Mucha gente se siente ofendida cuando se les ofrece limosna, esta gente conserva orgullo y quiere hacer las cosas por si mismo.

No digo para nada que esté mal ser solidario, no hay nada mas reconfortante que saber que le hiciste un bien a alguien por más que esa persona no lo sepa, pero creo que hay que ayudar a la gente que realmente pide esa ayuda, hay que ponerse en el lugar del otro y ver que tipo de ayuda necesita. Así como el pez no necesitaba que lo saquen del agua, muchas veces el pobre no necesita un caramelo o una moneda necesita un trabajo, educación y salud, que son cosas indispensables para poder mantenerse económicamente. Aunque el pida la moneda esta no le servirá para nada, no va a hacer la diferencia, tal vez lo haga sobrevivir un día más pero es peor porque se acostumbra a esto y el día que nadie le de la moneda no va a saber hacer nada más para sobrevivir.

4 comentarios:

  1. A mi también me llamó bastante la atención y creo que tiene algo muy cierto, el mono sacó al pez creyendo que en el agua el pez estaba sufriendo y no podía respirar, terminó matandolo; pero el mono tuvo las mejores intenciones y lo único que quería hacer era ayudarlo, salvarlo y lo quizo hacer poniendose en su lugar, el seguramente se imaginaba en el agua y debe haber pensado el pez tampoco debe querer estar ahí, y en realidad necesitaba estar ahí.
    Creo que muchas veces no valoramos las cosas que hacemos con las mejores intenciones porque puede que terminen con un resultado diferente al que esperabamos, es cuestión de seguir intentando sacar buenos gestos de uno y no tener miedo a fracasar.

    ResponderEliminar
  2. Es una gran historia, yo la escuché por primera vez en la película "UN BUDA", que les recomiendo, es Argentina y cuenta la historia de dos hermanos, uno es profesor de filosofía y el otro es budista.

    Creo que es importante tener en cuenta que el buen sentimiento por más lindo que sea, muchas veces puede ser perjudicial y que es importante aprender a pensar antes de actuar.

    ResponderEliminar
  3. A mi tambien me gusto la historia y me parece bastante interesante. Hay que observar las buenas intenciones del mono pero tambien que no sepa cuando debe y cuando no debe ayudar o mejor dicho de que manera, porque a la larga ayudar siempre esta bien, porque como se puede ver a veces a pesar de que tengamos las mejores intenciones las cosas pueden salir mal. Cuando hablamos sobre las lismonas, que Bono dice que no le debemos dar una moneda sino un trabajo o educacion la verdad es cada persona como cuidadano no tiene a mano un trabajo o una educacion, eso seria el Estado. Yo creo que es por eso que cuando alguien nos viene a pedir una moneda es lo que damos, porque es lo que tenemos a mano y la intencion es ayudar con lo que uno puede. Pero hay que tener en claro, que a veces esto puede salir mal puede ser hasta perjudicial para la persona que lo recibe.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado la historia y es muy singular y me agrado, igualmente yo creo que aunque uno tiene que pensar dos veces las cosas antes de hacerlas, lo que mas importa es la voluntad, el querer hacer el bien. Yo entiendo que uno puede equivocarse pero asi es nuestra naturaleza, somos humanos y podemos equivocarnos. No es un pecado, igualmente hay que ser sufientemente inteligentes para lograr llegar a un grado de madurez en el cual uno logre pensar y meditar las cosas para poder elegir la mejor opcion. vivimos en un mundo donde cada dos minutos tenemos que elegir una nueva opcion, es por eso, que es muy importante elegir bien.
    "las decisiones que tomamos definen nuestro futuro"

    ResponderEliminar